Abogados y médicos piden al gobernador de Arkansas que detenga ejecución.

0
343
En la fotografía: el asesino condenado a muerte, Jack Greene, habla sobre sus abogados durante su audiencia de clemencia en la unidad Vamer del departamento de correcciones de Arkansas. (Photo / Staton Breidenthal)

Grupos de abogados y profesionales de la salud mental quieren que el gobernador de Arkansas detenga la ejecución programada para Jack Greene, diciendo que el interno está mentalmente enfermo.

El gobernador Asa Hutchinson dijo que está revisando el caso de Greene.

Greene está programado para morir el 9 de noviembre por la muerte de Sidney Burnett en 1991. Los fiscales dijeron que Greene golpeó a Burnett con una lata de maíz antes de cortarle la garganta y dispararle.

Veintiocho profesionales de la salud mental enviaron una carta a Hutchinson el miércoles diciendo que, después de revisar el expediente de Greene, creen que padece una “enfermedad mental extrema”.

La American Bar Association dijo que la ejecución podría no ser apropiada para Greene. En la primavera, el grupo de abogados se opuso al plan de Arkansas de ejecutar a ocho hombres en 11 días.

Después de que los jueces detuvieron algunas ejecuciones, Arkansas mató a cuatro hombres en ocho días.


Esta noticia fue publicada el 27 de octubre en la edición impresa del periódico La Opinión que se distribuye en el Estado de Arkansas y la ciudad de Memphis, TN. Para otras noticias de interés, busque un ejemplar GRATIS en su establecimiento favorito.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here