Alabama: Protestan muerte de joven afroamericano a manos de policía

0
57
Manifestantes portan una pancarta que dice “Justicia para E.J.”, durante una protesta en el centro comercial Riverchase Galleria en Hoover, Alabama, el sábado 24 de noviembre de 2018. Emantic Fitzgerald Bradford Jr., conocido como E.J., fue abatido a tiros por la policía en el centro comercial en la noche del Día de Acción de Gracias. (AP Foto/Kim Chandler)

HOOVER, Alabama, EE.UU. — Unos 200 manifestantes marcharon el sábado por un centro comercial en Alabama donde la policía mató a un joven negro pero que después reconoció que no fue el sujeto que hirió a balazos a dos personas la noche del Día de Acción de Gracias.

Un agente abatió a tiros a Emantic Fizgerald Bradford Jr., de 21 años y oriundo de Hueytown, cuando acudió a enfrentar el tiroteo del jueves en la plaza comercial. La policía aseveró que Bradford huía del lugar con una pistola.

La policía de Hoover indicó inicialmente a la prensa que Bradford había baleado a un adolescente en el centro comercial, pero después se retractó de esta declaración.

“Sabíamos que eso era falso”, afirmó la madrastra de Bradford, Cynthia, cuando escuchó que la policía culpaba al joven del ataque a tiros. La señora añadió que su hijastro, conocido como E.J., era una persona respetuosa cuyo padre trabajó para una prisión del Departamento de Policía de Birmingham.

El capitán de la policía de Hoover, Gregg Rector, dijo que los investigadores creen ahora que más de dos personas estuvieron implicadas en la disputa inicial antes de los balazos, y que “al menos un sujeto armado”, que podría ser el responsable, continúa prófugo. Según la policía, a pesar de que Bradford “quizá estuvo implicado en algún aspecto del altercado, posiblemente no hizo los disparos que hirieron a la víctima de 18 años”. Rector señaló que la policía lamenta la imprecisión de su declaración inicial sobre Bradford.

El ataque a tiros continúa bajo investigación, incluido si Bradford participó en el altercado inicial.

Las preguntas sin respuesta han suscitado agitación en el suburbio próximo a Birmingham, una ciudad predominantemente negra.

Los manifestantes, incluidos varios parientes, corearon “E.J” y “sin justicia, no habrá paz” mientras marchaban entre compradores de fin de año en el centro comercial. Los manifestantes observaron un minuto de silencio en el lugar afuera de una tienda de calzado donde Bradford fue abatido.

“No debieron matarlo”, declaró la media hermana de Bradford, Emani Smith, de siete años, mientras lloraban otros miembros de la familia.

Los integrantes de la familia describieron su horror cuando se enteraron por las redes sociales que Bradford había muerto. Un video con la imagen de Bradford tendido sobre un charco de sangre en el piso del centro comercial circuló en las redes sociales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here