Con sabor agridulce para la comunidad inmigrante termina la sesión legislativa en Arkansas.

0
114

LITTLE ROCK, Ark. — El gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, firmó el pasado 10 de abril frente a una multitud de inmigrantes dos propuestas de ley que ayuda a jóvenes beneficiados con el programa DACA.
El proyecto de ley HB-1552, que da elegibilidad de pagar matricula Estatal (como cualquier residente o ciudadano); y el proyecto de ley HB-1684, que permite recibir licencias de enfermería. Después de la firma, ambas propuestas se convirtieron en ley.
DACA, es el programa que da un estatus temporal para vivir legalmente en Estados Unidos a jóvenes inmigrantes indocumentados y que fueron traídos desde niños al país por sus padres.
“Así es cómo hacemos más fuerte a Arkansas, ayudando a nuestros jóvenes alcanzar sus sueños”, Rosa Angela Velásquez, activista en Arkansas.
Velásquez también dijo que la Senadora demócrata Joyce Elliott, habría impulsado los proyectos desde el año 2003, y el actual patrocinador es el Congresista Republicano Douglas House.
Pero el sabor agridulce quedó en la comunidad inmigrante después que el Congreso Estatal votara el mismo día a favor de la propuesta SB-411, y seguidamente después de la firma de los proyectos de DACA, Hutchinson dijo en conferencia de prensa que firmaría la propuesta SB-411 para convertirla en ley.
SB-411, es un proyecto de ley que busca castigar negando fondos Estatales a las ciudades santuario en el Estado, si no cumplen con los requisitos de cooperar con las autoridades federales de inmigración.
La medida también obligaría a los departamentos de policías locales de cada ciudad del Estado preguntar sobre el estatus migratorio de una persona.
A pesar que Hutchinson había dicho que estaba preocupado de que esto abriría la puerta al perfil racial y había pedido algunos cambios en la propuesta, los Congresistas continuaron con el proyecto sin hacerle ningún cambio hasta la votación final donde se aprobó con la votación final de 74 votos a favor y 24 en contra.
Hutchinson también dijo que accedió a firmar la propuesta, después de hablar con el Senador Gary Stubblefield, republicano de la ciudad de Branch, quien se comprometió hacer el cambio en el lenguaje de la propuesta al agregarle “causa probable” para detener ó preguntar a una persona por su ciudadanía o estatus migratorio.
Los legisladores planean reunirse el 24 de abril para hacer los cambios necesarios.
Hutchinson tiene cinco días, sin contar el domingo, para firmar ó vetar la propuesta; ó dejarla sin firma para que se convierta en ley.
Si el gobernador hubiera vetado la propuesta, el Senado y el Congreso Estatal solo necesitarían mayoría simple para revertir el veto del gobernador y proclamar el proyecto en ley.
Actualmente el partido republicano posee mayoría en ambas cámaras, en el Senado tienen 35 y los demócratas 9; en el Congreso los republicanos tienen 76, y los demócratas 24.
Para votar y obtener mayoría simple, los republicanos solo necesitan en el Senado 18 votos y en el congreso 51 para revertir el veto del gobernador.
La ciudad de Little Rock, por medio de sus representantes legales, han dicho que el proyecto de ley SB-114 es inconstitucional y prepararían una demanda en contra de la misma. No se sabe si otras ciudades de Arkansas acompañarían dicha decisión.

ENGLISH
The governor of Arkansas, Asa Hutchinson, signed on April 10 in front of a crowd of immigrants two bills that help young people benefited with the DACA program.
Bill HB-1552, which gives eligibility to pay In-State tuition rates (like any resident or citizen); and bill HB-1684, which allows the ability to recive nurse licenses. After signing, both proposals became law.
DACA, is the program that gives a temporary status to live legally in the United States to young undocumented immigrants, who were brought as children to the country by their parents.
“This is how we make Arkansas stronger, helping our young people achieve their dreams,” Rosa Angela Velásquez, activist in Arkansas, said.
Velásquez also said that Sen. Joyce Elliott, a Democrat, would have promoted the projects since 2003, and the current sponsor of it is Republican Congressman Douglas House.
But the bittersweet taste remained in the immigrant community after the State Congress voted on the same day in favor of SB-411, and then after the signing of the DACA Bills, Hutchinson told in a press conference that he would sign the SB-411 proposal to turn it into law.
SB-411, is a bill that seeks to punish by denying State funds to the sanctuary cities in the State, if they do not meet the requirements to cooperate with the federal immigration authorities.
The measure would also force the local police departments of each city in the state to ask about the immigration status of a person.
Although Hutchinson had said he was concerned that this would open the door to racial profiling and had asked for some changes in the proposal, the Congress continued with the Bill without making any changes until the final vote where it was approved with 74 votes in favor and 24 against.
Hutchinson also said he agreed to sign the SB-411 Bill, after speaking with Senator Gary Stubblefield, a Republican from the City of Branch, who promised to make the change in the language of the Bill by adding “probable cause” to stop or ask a person for their citizenship or immigration status.
Lawmakers plan to meet on April 24 to make the necessary changes.
Hutchinson has five days, not counting Sunday, to sign or veto the proposal; or leave it without a signature so that it becomes law.
If the governor had vetoed the proposal, the Senate and the State Congress would only need a simple majority to reverse the governor’s veto and proclaim the bill into a law.
At the moment the Republican Party has majority in both chambers, in the Senate they have 35 seats and the democrats 9; in Congress the Republicans have 76 seats, and the Democrats 24.
To vote and get a simple majority, Republicans only need 18 votes in the Senate and 51 in Congress to reverse the governor’s veto.
The City of Little Rock, through its legal representatives, has said that bill SB-114 is unconstitutional and would prepare a lawsuit against it. It is not known if other cities of Arkansas would join that decision.

Foto tomada por Elle Evans.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here