Dura ley antiinmigrante en Tennessee dará poderes especiales a la policía para detener a personas indocumentadas.

0
2187
**Nota de Prensa**
SIN FIRMA, NI VETO, EL GOBERNADOR PERMITE LA APROBACIÓN DE LA LEY ‘HB 2315’ EN TENNESSEE.
 
[Memphis, TN] – El día de ayer, sin firma ni veto por parte del Gobernador, la ley antiinmigrante HB 2315 del estado de Tennessee se convirtió en ley así mismo convirtiendo al estado de Tennessee en un lugar peligroso y no seguro para nuestras familias.
 
El Gobernador Haslam ignoró las protestas públicas, los correos electrónicos, cartas y campañas de firmas de los residentes de Tennessee oponiéndose a esta ley, lo cual va a permitir que entre en vigor en de enero del próximo año.
 
Esta ley, además de hacer de Tennessee un estado nada acogedor para la comunidad inmigrante, promueve un ambiente hostil al tratar de convertir a las fuerzas del orden local en herramienta de la maquinaria de deportaciones masivas, empujándoles a que actúen como agentes de inmigración y poniendo en peligro las políticas de sentido común que son de ayuda a gobiernos y agencias del orden locales.
 
La ley HB 2315 es una medida claramente electoralista, imprudente e inmoral que abre la puerta al uso abierto del perfil racial por parte de las fuerzas del orden, inflige miedo dentro de las comunidades inmigrantes y afecta a la economía y la fuerza de trabajo del estado.
 
“Sentimos que el estado de Tennessee ha retrocedido y ha optado por el camino equivocado. Me pregunto si el Gobernador pensó en los efectos negativos que traerá esta ley, en qué pasará con las víctimas de crimen y especialmente de violencia doméstica por ejemplo; si ha pensado por un momento en cómo esto va a afectar a miles de niños y jóvenes nacidos en Tennessee de padres inmigrantes y que tienen derecho al amor de una familia y que ahora van a tener que vivir en un miedo constante. Me preocupa enormemente todo esto”, señala Veronica Marquez de Comunidades Unidas en una Voz.
 
Uno de los potenciales efectos de esta ley afecta a la relación de los inmigrantes con el sistema de justicia, tanto en la denuncia de crimen como en la colaboración con los fiscales del distrito para llevar casos criminales a buen término. “Esta nueva ley no solo se enfocará en personas indocumentadas sino también en todos los inmigrantes, también creará una brecha en la relación con los estamentos legales y conducirá a nuestras comunidades a la clandestinidad” , dijo Iván Flores, miembro de Workers Interfaith Network y de CUUV.
 
Para CUUV, esto supone continuar con la labor que nuestra organización lleva años haciendo. “Como comunidad debemos organizarnos para luchar contra los abusos y la separación de familias”, expresó Mario Mercado, miembro de CUUV.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here