Juicio a Chapo Guzmán: pagué millones a funcionarios en México

0
99
Durante su alegato inicial, el fiscal federal Adam Feels, izquierda, señala al narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, segundo desde la derecha, junto a su abogado Eduardo Balarezo en la corte federal de Brooklyn, el 13 de noviembre de 2018. (Elizabeth Williams vía AP)

NUEVA YORK — Fotos de pistolas con diamantes, brutales asesinatos de rivales y sobornos de miles de dólares.

Un testigo clave en el juicio del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán describió el lunes el río de sangre que fluyó durante años en México debido a las actividades del cartel de Sinaloa de Guzmán y las violentas guerras entre carteles rivales.

El narcotraficante mexicano Jesús Reynaldo Zambada declaró el martes que pagó varios millones de dólares en sobornos a Gabriel Regino, ex subsecretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, y entre tres y cinco millones de dólares a Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública de México, para asegurar el éxito de las operaciones de tráfico de drogas del cartel de Sinaloa.

Jesús Reynaldo Zambada, quien trabajó junto a Guzmán y le vendió cocaína durante cuatro años, declaró por ejemplo que la desconfianza que nació entre “El Chapo” y el narcotraficante Rodolfo Carrillo Fuentes, quien no estrechó la mano de Guzmán tras una reunión, resultó en el asesinato a balazos de Carrillo Fuentes en 2004. Al año siguiente el también narcotraficante Julio Beltrán, del cartel de Sinaloa, acabó con la cabeza casi separada del cuerpo debido a los numerosos impactos de bala que recibió, dijo Zambada. El testigo dijo que “El Chapo” y el otro líder del cartel, Ismael “El Mayo” Zambada, querían matarlo porque Beltrán no respetaba órdenes.

Zambada es el hermano menor de “El Mayo” y ayudó en 2001 a Guzmán a escapar de las autoridades cuando “El Chapo” huyó de una cárcel de máxima seguridad en México. La relación entre Zambada y Guzmán se estrechó cuando Zambada supuestamente pagó en 2003 a un alto funcionario mexicano 250.000 dólares para que abortase una operación de arresto de Guzmán. En el juicio no se dijo el nombre del funcionario.

“El Chapo”, que ha estado detenido en confinamiento solitario desde su extradición a Estados Unidos a principios del año pasado, se ha declarado inocente de los cargos de que acumuló una fortuna multimillonaria al traficar toneladas de cocaína y otras drogas en una amplia cadena de suministro que llegaba a Nueva York, Nueva Jersey, Texas y otras partes de Estados Unidos.

Zambada habló sobre los millonarios sobornos durante el juicio del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán que se lleva a cabo en Brooklyn. El mexicano es un testigo del gobierno estadounidense.

Regino, un abogado en la actualidad, supuestamente recibió el dinero del cartel en 2005, cuando era subsecretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México. En ese momento, el ahora presidente electo Andrés Manuel López Obrador era jefe de gobierno de la capital mexicana.

Regino negó la acusación en su cuenta de Twitter, asegurando que no recibió ningún soborno por parte de Zambada.

“Sus declaraciones tienen una intencionalidad procesal, de la cual he dado testimonio en diversas entrevistas”, escribió. “Por tanto, niego categóricamente tales aseveraciones y estaré en plena disponibilidad de testificarlo ante cualquier autoridad, nacional o extranjera”.

En tanto, García Luna envió una carta a los medios de comunicación mexicanos en donde respondió a los señalamientos de Zambada.

“Reitero es mentira, difamación y perjurio a mi persona, que cualquier individuo, policía o grupo delictivo me haya entregado algún bien económico o material en cualquier momento de mi desempeño público o privado”, señaló el exfuncionario.

Zambada, hermano menor de uno de los líderes del cartel de Sinaloa, Ismael “El Mayo” Zambada, dijo que pagó varios millones de dólares a Regino porque éste podía ser el próximo secretario de Seguridad Pública de México.

“Así que para nuestra protección”, testificó cuando era interrogado por uno de los abogados de “El Chapo”.

Según Zambada, éste se reunió con García Luna en un restaurante entre 2005 y 2006. El narcotraficante declaró que le dio una maleta con tres millones de dólares dentro. En ese momento García Luna estaba a cargo de la agencia federal de investigación de México. En una segunda reunión en 2007, cuando García Luna ya era secretario de Seguridad Pública, Zambada le dio una maleta con entre tres y cinco millones de dólares, testificó el narcotraficante.

“Al darle dinero a Luna se aseguraba a “El Mayo” que no se iba a interferir con su negocio o que iba a ser arrestado”, dijo William Púrpura, uno de los abogados de “El Chapo” durante su interrogación a Zambada.

Zambada, de 57 años, que ha estado custodiado por la policía desde 2008 y encarcelado en Estados Unidos, es el primero de varias personas que están cooperando con las autoridades estadounidenses y están testificando contra Guzmán con la esperanza de obtener una sentencia menos dura.

El mexicano también confirmó el martes que otros tres narcotraficantes, Héctor Beltrán Leyva, Arturo Beltrán Leyva y Edgar Valdez Villareal, más conocido como “La Barbie”, juntaron 50 millones de dólares para obtener protección de García Luna.

“Eso se decía”, dijo Zambada.

García Luna ocupó su puesto en el gobierno durante la administración del presidente mexicano Felipe Calderón.

Durante su testimonio, Zambada y Guzmán intercambiaron miradas varias veces, con expresión seria.

Púrpura le preguntó en un momento dado a Zambada donde estaba su hermano “El Mayo”.

“Probablemente en las montañas”, respondió.

El jurado en la corte federal de Brooklyn también escuchó el testimonio de agentes federales estadounidenses que dijeron que interceptaron cocaína metida en latas de chiles jalapeños y más de un millón de dólares en ganancias por tráfico de drogas escondido en un Ford Bronco que usaba un hermano de Guzmán.

El abogado de Guzmán, William Púrpura, arrancó su contrainterrogatorio intentando debilitar la credibilidad de Zambada. Entre otras cosas leyó declaraciones que Zambada hizo en 2012, tras ser extraditado a Estados Unidos, y en las que no mencionaba a “El Chapo” como participante en ciertas operaciones de tráfico de droga y asesinatos. También le preguntó que cómo era posible que recordara frases que Zambada atribuía a Guzmán y que dijo que éste dijo hace más de una década.

“¿Usted sabe lo que es una telenovela? ¿Usted ha escrito alguna de ellas?”, le preguntó Púrpura en un momento dado, en tono sarcástico.

Se espera que el juicio prosiga el lunes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here