México: Suspenden bloqueo a caravana migrante

0
95
Migrantes centroamericanos viajan de dedo en su recorrido hacia Estados Unidos, en las afueras del poblado de Arriaga, México, el sábado 27 de octubre de 2018. (AP Foto/Rebecca Blackwell)

ARRIAGA, México — Cientos de policías antimotines mexicanos suspendieron el sábado un bloqueo que implementaron en un puente, permitiendo que una caravana de migrantes centroamericanos siga avanzando hacia Estados Unidos.

Los agentes federales concluyeron el operativo después de que representantes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos le dijeron a la policía que un tramo rural de carretera sin sombra, baños ni agua no era un sitio adecuado para que los migrantes sopesen una oferta gubernamental de asilo en México, la razón del bloqueo policial.

Los policías abordaron autobuses y siguieron avanzando por la carretera, mientras que los migrantes estallaron en vítores y se comprometieron a seguir avanzando hasta Estados Unidos a pesar de que el presidente estadounidense Donald Trump advirtió que no les permitirá ingresar.

El presidente Enrique Peña Nieto lanzó el viernes el programa “Estás en tu casa”, que ofrece albergue, atención médica, escuelas y empleo para los centroamericanos que accedan quedarse en los estados sureños de Chiapas y Oaxaca.

El jefe policial Benjamín Grajeda dijo que las autoridades sólo bloquearon la carretera el sábado para informarle a la gente acerca de la oferta.

“Nosotros lo que queríamos sería… decirle a la gente: ‘aquí está el ofrecimiento, aquí está listo, aquí en este camión en este momento te puedes ayudar’, nada más. Es lo único que haríamos”, afirmó.

Miles de migrantes en la ciudad de Arriaga rechazaron el plan el viernes por la noche, pero dijeron que podrían estar dispuestos a sopesarlo otra vez cuando lleguen a la Ciudad de México. Algunos temen que serán deportados si aprovechan el programa.

Ahora la caravana intenta llegar a Tapanatepec, a unos 46 kilómetros (29 millas) de distancia. Muchos de sus integrantes llevan más de dos semanas viajando.

Orbelina Orellana, una migrante de San Pedro Sula, Honduras, dijo que ella y su esposo dejaron a tres hijos atrás y habían decidido continuar hacia el norte de una forma u otra.

“Nuestro destino es llegar a la frontera”, afirmó.

Desconfiaba de la propuesta del gobierno, y dijo que algunos hondureños que solicitaron obtener la residencia legal ya habían sido deportados. No fue posible verificar sus afirmaciones, pero los representantes de los migrantes en el diálogo le pidieron al gobierno mexicano que les proporcionara una lista de los que habían sido obligados a regresar.

Aparentemente las autoridades mexicanas han aplicado un enfoque contradictorio hacia los migrantes, al recibirlos con una mezcla de hospitalidad y hostilidad.

La Secretaría de Gobernación informó que se les habían dado números temporales de identidad a 111 migrantes bajo el programa “Estás en tu casa”. Con las identificaciones, conocidas como Clave Única de Registro de Población (CURP), se les autoriza a los migrantes a permanecer y trabajar en México. La secretaría dijo que las mujeres embarazadas, los niños y los ancianos están entre los que se habían adherido al programa y ahora recibían atención en albergues.

Varios alcaldes le han dado una cálida bienvenida a los migrantes que llegaron a sus poblados, organizándoles lo necesario para que recibieran alimentos y pudieran dormir.

Funcionarios gubernamentales ayudaban el sábado a los migrantes a que se desplazaran por el camino. Martín Rojas, agente del Grupo Beta _agencia mexicana de protección a los migrantes_, dijo que las autoridades han comenzado a repartir agua y a recoger a los rezagados en las camionetas pickup de la agencia.

Rojas habló con The Associated Press tras dejar a un grupo de mujeres y niños en Tapantapec, donde la caravana planeaba pasar la noche en la plaza del pueblo.

“Hay gente desmayando. Hay heridos”, afirmó.

Él transportó al grupo a su destino tras detectarlos caminando penosamente en una carretera bajo temperaturas cercanas a los 40 grados centígrados (104 Fahrenheit).

En otras ocasiones, la policía ha obligado a los migrantes que viajan en autobuses a descender de ellos, haciendo valer una oscura norma sobre un seguro de viaje en carretera. Algunos funcionarios parecen querer impedir que la caravana crezca al no permitirle a otros grupos de migrantes que se integren a ella, al tiempo que prevén que el agotador viaje haga que la oferta de refugio de México luzca más atractiva.

Trescientos hondureños y guatemaltecos que cruzaron la frontera ilegalmente han sido detenidos, dijo el viernes un funcionario del Instituto Nacional de Migración. El grupo caminaba a plena luz del día, pero lejos de la caravana principal.

A la caravana aún le faltan unos 1.600 kilómetros (1.000 millas) para llegar al paso fronterizo más cercano, en McAllen, Texas, pero el recorrido podría duplicarse si los migrantes se encaminan al paso de Tijuana-San Diego, el destino al que llegó una caravana más pequeña a principios de año. En esa ocasión sólo unas 200 personas lograron su objetivo.

Aunque este tipo de caravanas de migrantes se han llevado a cabo regularmente a lo largo del tiempo, pasando casi inadvertidas, este año han recibido una atención generalizada luego que Trump ha dicho que se opone totalmente a ellas.

El Pentágono aprobó una solicitud el viernes para el envío de tropas adicionales a la frontera sur, probablemente de varios cientos, con el fin de ayudar a la Patrulla Fronteriza mientras Trump pretende aprovechar los temores hacia los inmigrantes y la caravana para convertirlos en ganancias electorales en los comicios legislativos del 6 de noviembre.

El secretario de Defensa Jim Mattis aprobó la solicitud de ayuda que le hizo el Departamento de Seguridad Nacional y autorizó al personal militar a que determine detalles como el tamaño, la composición y el costo aproximado de los emplazamientos, según un funcionario federal que habló a condición de guardar el anonimato con el fin de poder declarar sobre los planes que no han sido anunciados públicamente.

Azuzando temores acerca de la caravana y la inmigración ilegal con el fin de animar a los votantes republicanos, el presidente ha insinuado que pandilleros y “personas de Oriente Medio” están entremezclados en el grupo, aunque posteriormente reconoció que no tenía pruebas de ello.

Policías antimotines bloquean la carretera para impedir que una carvana de migrantes centroamericanos siga avanzando hacia Estados Unidos, en las afueras de Arriaga, México, el sábado 27 de octubre de 2018. (AP Foto/Rebecca Blackwell)
Dos migrantes centroamericanos aguardan en una vereda después de que policías antimotines bloquearon brevemente la carretera para impedir que siguieran avanzando hacia Estados Unidos, en las afueras de Arriaga, México, el sábado 27 de octubre de 2018. (AP Foto/Rebecca Blackwell)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here