Republicanos buscan restricciones para próximas elecciones

0
80

ATLANTA — Los cambios a la manera en que millones de estadounidenses votaron este año contribuyeron a una participación récord de electores, pero eso no garantiza que las medidas que facilitaron la votación permanecerán para futuras elecciones.

Los republicanos en los estados cruciales que votaron por el presidente electo Joe Biden están impulsando nuevas restricciones, en especial para la votación por correo. Esta opción que muchos estados ampliaron en medio de la pandemia de coronavirus mostró su alta popularidad y contribuyó a garantizar una de las jornadas electorales más tersas de los últimos años.

El presidente Donald Trump no cesa en sus críticas contra la votación por correo y continúa impugnando la legitimidad de una elección en que fue derrotado. A pesar de la falta de pruebas y docenas de reveses en las cortes, las aseveraciones de Trump de que hubo fraude electoral generalizado han llamado la atención de algunos funcionarios republicanos surgidos de las urnas.

Ellos prometen combatir la votación por correo y amenazan con anular otras medidas que facilitaron la participación de los electores.

“Este mito no podría justificar que se anulen los resultados de la elección ni puede justificar la imposición de cargas adicionales a los electores que privarían a muchos estadounidenses de su derecho al voto”, dijo Wendy Weiser, jefa del programa sobre democracia en el Centro Brennan para la Justicia en la Facultad de Derecho de la NYU.

Unas 108 millones de personas votaron antes de la jornada electoral, de manera personal o por correo. La cifra representó casi 70% de los votos emitidos, después que los estados adoptaran medidas que facilitaron la participación electoral a fin de evitar aglomeraciones en los centros de votación en medio de la pandemia.

Pocos estados enviaron papeletas a todos los electores registrados y otros eliminaron el requisito de que la persona presentara un argumento específico para votar por correo. Muchos estados instalaron buzones electorales y ampliaron la votación adelantada.

Los cambios fueron populares entre los electores y no propiciaron un fraude generalizado. Un grupo de funcionarios electorales, incluidos representantes de la agencia federal de seguridad cibernética, describieron los comicios presidenciales de 2020 como los “más seguros” en la historia de Estados Unidos, y el secretario de Justicia, William Barr, dijo a The Associated Press que no había pruebas de un fraude que pudiera cambiar el resultado de la elección.

___

Izaguirre informó desde Lindenhurst, Nueva York. Los periodistas de The Associated Press, Marc Levy, en Harrisburg, Pensilvania; Ben Nadler, en Atlanta; y Julie Carr Smyt, en Columbus, Ohio, contribuyeron a este despacho.

___

La cobertura de The Associated Press sobre el derecho a votar recibe asistencia parcial de Cornegie Corporation de Nueva York. La AP es la única responsable de este contenido.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here